El arte de la segmentación

El arte de la segmentación

El email sigue siendo uno de los pilares del marketing digital.  Pero, se está reinventando, eso de impactar a toda la base de datos de la misma manera, ya no funciona de todo bien y genera resultados dudosos. La segmentación es clave para el éxito de tu campaña de email marketing.

¿Qué es la segmentación?

La segmentación del email marketing es el proceso de agrupar tus usuarios en categorías, basadas en su comportamiento, perfiles e interés, con el objetivo de crear y enviarles el contenido relevante y adaptado a sus necesidades.

Segmentar demanda tiempo, es necesario procesos bien definidos y una buena estrategia de producto, pero es rentable.

Segmentar tu base de datos te permite personalizar mejor tus campañas, haciendo que estas respondan mejor a las necesidades de los clientes. Esto genera mejores resultados y ventas.

De acuerdo con DMA, las campañas de email segmentadas observan un aumento de más de hasta 760% en los ingresos si comparamos con campañas no segmentadas.

Formas de segmentar tu Base de Datos

La segmentación en email marketing no se limita a la selección del grupo A o B. Hay innumerables posibilidades de segmentación, sólo necesitas tener los datos en tu base de datos.  La decisión de cuál segmentación aplicar – o cuales combinar entre sí –  dependiente de nuestros objetivos y del usuario.  Las listas de segmentación más usada son:

Demográfica: la estrategia de segmentación más básica y la más utilizada, “construye” los grupos basados en variables como la edad, el género, trabajo, estado civil, ingresos, etc. Esta segmentación es un excelente punto de partida para quien está empezando a segmentar su base de datos.

Geográfica: El lugar de residencia influye en los estilos de vida, en los intereses y en las necesidades. Parece obvio, pero tener esto cuenta puede aumentar tus conversiones. Por eso es tan importante segmentar tu base de datos geográficamente. Esto te permitirá enviar newsletters que se adapte a su zona horaria, ofertas exclusivas de su región y hacer ventas específicas para una localidad.

Por interés: La segmentación por intereses es un enfoque fiable que organiza los usuarios en grupos de gustos similares. Puedes obtener esta información, a través de, encuestas o formularios de inscripción

Email Engagement: basada en las interacciones de los usuarios. Eso te permitirá conocer en qué fase está tu cliente, montar una estrategia de reactivación, etc.

Clientes: puedes dividir tu lista de clientes basada en su fidelidad a la empresa: 1) Compra única – personas que han comprado una vez en tu tienda y nunca más han vuelto. Segmentar a este grupo permitirá diseñar una estrategia que permita entender porque esto ocurre. 2) Compradores usuales – a estos debería agradecer su fidelidad con, por ejemplo, descuentos exclusivos; y 3) Evangelistas – grupo de personas que además de comprar tu producto lo promociona. Este grupo merece una atención especial, invitarles a eventos exclusivos o test de productos, es una buena forma de mantenerles fieles a tu marca.

Ecommerce: Si eres un Ecommerce esta segmentación es basada en la información que proviene de tu tienda online. Dentro de este ámbito tiene varias posibilidades de segmentación: 1) por categoría de productos, 2) gastos, 3) fechas de compra. Otra opción es dividirlo por el momento que se encuentran: 1) cliente potencial, 2) primera compra, 3) abandono de carritos, etc.

La segmentación paso a paso

Para empezar la segmentación, antes de nada, debes tener la información, no puedes segmentar si no tiene datos.  Durante este proceso debes analizar qué información es importante para tu negocio y como debes organizar la información que ya tienes. Una vez realizada este análisis, debes pensar  formas de conseguir más información.

Basado en la información que conseguiste debes crear perfiles para tus clientes. Conocer a tus clientes te permitirá hacer una correcta segmentación. Una vez creado los perfiles, puedes decidir cómo quieres segmentar tus contactos.

¿Vale la pena tanto trabajo?

Segmentar es algo de lo que todo el mundo habla pero que muy pocos hacen. Ya sea por falta de herramientas, por falta de tiempo o por falta de ganas, acabamos enviando el contenido a toda la base, pero, ¡la segmentación vale la pena!

Actualmente se calcula que se envían 200 mil millones de email al día, en este contexto, podemos afirmar, sin dudar que la segmentación aumenta la eficiencia de las campañas de email marketing, ya que te permiten generar contenido basada en las expectativas y necesidades de tus clientes.

 


Share this article

Suyan Castelo Branco
Suyan Castelo Branco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter
Suscríbete a la newsletter