El poder de los emails transaccionales

El poder de los emails transaccionales

Email de recuperación de contraseña, confirmación de reserva, carrito abandonado son algunos ejemplos de transaccionales. Los emails transaccionales pueden llegar a tener una tasa de apertura 8 veces mayor que los masivos y generan entre 4 y 5 veces más ingresos que los emails promocionales.

Los transaccionales son una excelente herramienta de fidelización. ¿Pero, qué son los transaccionales? ¿Qué diferencias hay entre email marketing y los transaccionales? ¿Cómo puedo sacar el máximo provecho de los transaccionales?

¿Qué son los emails transaccionales?

Un email transaccional es el que se envía como resultado de la interacción del usuario en la web. Un email para ser considerado como transaccional debe tener como propósito mayor el de facilitar, complementar o confirmar una transacción. Estos emails se generan de forma automática a partir de determinadas acciones, como, por ejemplo, una reserva de hotel o una solicitud de nueva contraseña.

La necesidad de una interacción previa para el envío de este tipo de emails, genera una expectativa al usuario, que está más pendiente del recibo, ya que les interesa saber si el proceso iniciado se ha completado con éxito.

Un buen email transaccional – diseño adaptado a otros dispositivos, enviado con inmediatez, con contenido creativo – puede ser una excelente forma de fidelizar el cliente ya existente y de generar nuevos clientes.

Diferencias entre el email marketing y el email transaccional

La principal diferencia entre los emails promocionales y los transaccionales, es su objetivo. Mientras en los emails masivos el objetivo es más amplio – desde la captación de usuarios hasta su fidelización, los emails transaccionales tienen como objetivo enviar una información específica relacionada a la acción que el usuario realizó –son mailings que el usuario está esperando.

Además de la necesidad de acción previa, los transaccionales se diferencian por:

El Link de baja no es obligatorio: La posibilidad de darse de baja es un requisito legal, la legislación española obliga la inclusión del link de baja. Debes asegurar su existencia y que, al clicarlo, este te lleva a una página existente. La excepción a esta regla son los emails transaccionales

La Comunicación es one-to one: A diferencia de los emails masivos, que llegan a varios destinatarios al mismo tiempo, los transaccionales son comunicaciones directas a un único destinatario implicando así, una mayor personalización del contenido.

El timing: Los emails transaccionales deben ser enviados de forma inmediata. Diferente de los emails masivos, que pueden ser programados, los emails transaccionales, deben ser automatizados y enviados, inmediatamente después que el usuario realice la acción en la web.

El poder de los emails transaccionales

Además del incremento de las aperturas, clics y compras, los transaccionales presentan otras ventajas como: 1) La posibilidad de automatizar el proceso, lo que hace que ahorres tiempo, 2) Mayor fidelidad de los usuarios: a través del envío de contenido de su interés, de forma inmediata, 3) Genera un espacio para mejorar el branding: a través de mailings que reafirmen la imagen de la marca, 4) monitoreo en tiempo real de las acciones de los usuarios,  y 5) Permite la inclusión de archivos adjuntos.

También puedes aprovechar la expectativa generada por los transaccionales, para incluir alguna acción de marketing. Pero no puedes perder de vista el objetivo principal, que es la respuesta a la acción del usuario.

Tipos de emails transaccionales

Email de Bienvenida: El email de bienvenida es el primer email que un usuario recibirá, una vez se registra a tu lista de contactos. Es tu oportunidad de darle una buena primera impresión, empezar a crear una relación de confianza y atraer más atención de los nuevos suscriptores.

El email de bienvenida debe ser enviado lo más rápido posible. Estudios afirman que un 75% de los suscriptores espera recibir el email de bienvenida, justo después de inscribirse – el interés reduce cuando el nuevo suscriptor tarda una hora o más en recibir la bienvenida.

Carrito abandonado: Muchos usuarios se marchan de una plataforma de ventas sin compras, aunque exista el interés por el producto o servicio. SaleCycle, afirma que de media la tasa de abandono de carrito es superior al 70%, lo que genera, según YouMoz, más de 300bi de dólares de pérdidas cada año en ventas.

Si un cliente que abandona el proceso de compra, no retorna durante la hora siguiente, la probabilidad que siga con el proceso de compra reduce un 90%. Por eso, enviar mensajes para recordarles que tienen una compra pendiente, con un buen mensaje de gancho es muy importante para el éxito de la venta. Con este tipo de mensaje se puede llegar a recuperar entre un 15-25% de los carritos abandonados.

Emails de confirmación: son utilizados para confirmar con un usuario que una acción específica. Dentro de este tipo de email entran las reservas, confirmación de pedido o realización de un pago.

Recordatorios: emails utilizados para recordar una reservar, la inscripción en un evento o una suscripción que está a punto de caducar, etc.

Solicitud de un feedback: La compra no acaba con la entrega del producto. Cada vez más empresas solicitan información a los usuarios acerca de la transacción. Estos tipos de email deben ser lo más breve posible, debes informar el tiempo que el cliente va a tardar en contestar la encuesta y por qué quieres el feedback.

Los emails transaccionales son fruto de una interacción con el cliente, abriendo, así una oportunidad para que refuerce la imagen de tu marca. Son emails que te permiten que tener una relación mucho más fluida y cercana con tus suscriptores. Si eres capaz de personalizar al máximo el mensaje y aprovecha el email para ofrecer información oportuna al usuario, crearás así una buena experiencia y aumentará tu efectividad.


Share this article

Suyan Castelo Branco
Suyan Castelo Branco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter
Suscríbete a la newsletter